¡A comer! La opción del Catering para tu guardería

Vamos a analizar los puntos clave que has de tener en cuenta para elegir catering para guarderia, la elección del servicio de comedor para tu guarderia es esencial y cuando decides externalizarlo has de tener en cuenta estas claves para que el resultado sea satisfactorio para todos.

¿Que son las empresas de catering? Empezamos por lo más básico y que todo el mundo sabe pero nunca está de más recordarlo. Por empresas de catering debemos entender a aquellas que elaboran comidas para consumo en colectividades fuera del establecimiento elaborador.

Primer punto clave: Deben estar registradas en la Dirección General de Sanidad.

El Número de Registro Sanitario de Catering es una concesión y un permiso que otorga la Administración y que garantiza que la empresa cumple con la normativa sanitaria correspondiente. Este número de registro debe ser específico de catering, no siendo válido un número de registro sanitario perteneciente a otra actividad en mayor o menor medida relacionada.

Es un requisito fundamental a la hora de elegir catering para guarderia. Sin éste reconocimiento la empresa no está autorizada a prestar estos servicios. Debemos exigirlo siempre.

Muy importante: La contratación de servicios con empresas que no dispongan de este número de registro supone para el cliente asumir bajo su cuenta y responsabilidad los daños y prejuicios, para la salud de las personas, que pudieran derivarse de la prestación de estos servicios.
Existen en el mercado empresas que ofrecen servicios de catering sin disponer de los requisitos legales, la experiencia ni los medios necesarios para prestarlos.

No olvidemos que es nuestra obligación y responsabilidad velar por la calidad y seguridad de los alimentos que suministramos en el centro. Si no requerimos este número de registro, somos responsables de los daños y perjuicios que pudieran derivarse de la actuación de la empresa contratada respecto a la salud de las personas.

Fotografía de mundoescolar.com

Segundo punto clave: El personal ha de estar en regla.

Que la empresa que nos va a prestar el servicio tenga los contratos en vigor y las altas en la Seguridad Social del personal asignado a nuestro centro, así como un seguro de responsabilidad civil con la póliza en vigor.

Si existen dudas, debemos solicitar a la empresa de catering que nos aporte un listado de los trabajadores asignados a nuestro centro y los impresos TC2 de la Seguridad Social en el que figuren relacionadas las personas que estarán en el centro.

Recordemos que en el supuesto de que se produjera algún accidente y esta persona no estuviera dada de alta, nosotros deberíamos responder de las indemnizaciones y sanciones correspondientes en material laboral y de Seguridad Social.

Fotografia de mundoescolar.com

Del mismo modo, la empresa debe disponer de un seguro de responsabilidad civil para estas actividades, en el cual las cantidades aseguradas cubran adecuadamente los potenciales daños emanados de los servicios que presta.

Este seguro no es obligatorio, pero demuestra de manera inequívoca la solvencia y seriedad de la empresa y nos tranquiliza respecto a posibles derivaciones de responsabilidad.

Tercer punto clave: Infórmate sobre la empresa y su experiencia

Es muy importante informarnos sobre la especialización y experiencia de la empresa que nos interese y que cumpla los aspectos anteriormente relacionados.

En este punto, comentar que existen distintas clases de empresas de catering: aviación, buques, ferrocarriles, cocinas centrales… Dentro de esta última categoría –cocinas centrales- tenemos empresas especializadas en catering para colectividades, que tiene por objeto el servicio de comidas a colegios, residencias, campamentos…, y el catering para actos sociales, especializado en banquetes, cocktails… destinados a bodas, congresos…

Intentemos averiguar en qué tipología está especializada la empresa con la que estemos negociando la prestación del servicio. Evidentemente necesitamos empresas de catering especializadas en el catering para colectividades.

Exijamos constatación de experiencia por parte de la empresa. No es un servicio que pueda ser prestado por cualquier empresa del mundo de la hostelería, aunque se trate de un restaurante que nos gusta el sabor de sus platos.

Se trata de un servicio mucho más complejo y delicado que exige unos medios y una experiencia determinados. Evaluemos su experiencia solicitando información de clientes y servicios prestados con anterioridad. Asimismo, debemos evaluar sus medios y capacidad para prestar el servicio necesitado.

Debemos considerar los siguientes conceptos de capacidad: capacidad de elaboración de comida, capacidad de montar y servir eventos completos de restauración y capacidad de planificación y organización de los servicios. Que nos expliquen detenidamente cómo desarrollaran el servicio de catering.

Es importante, ya que de ahí sale normalmente el precio y la calidad del servicio que nos prestarán.

Cuarto punto clave: Formalización del contrato del servicio.

Por último, recomendamos formalizar el correspondiente contrato por escrito que recoja todos los pormenores del acuerdo. Todas estas consideraciones que os planteamos no son más que meras recomendaciones a tener en cuenta.

El mejor consejo que os podemos dar es que siempre os asesoréis previamente por alguien con capacidad y conocimientos suficientes: asesor, abogado, gestor…

No obstante según nuestra experiencia hay que tener en cuenta estos puntos comentados para confiar un servicio tan importante como es el de comedor en nuestra guardería a una empresa externa.

¿Tenéis alguna experiencia positiva o negativa que contarnos? ¿Algún consejo o recomendación para vuestros compañeros educadores? Por favor compártelo con nosotros comentando aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Usando nuestro sitio web o Haciendo click en Aceptar uso de Cookies estarás aceptando nuestra politica de cookies.
Aceptar
x