Con la llegada del buen tiempo, el patio cobra un mayor protagonismo como zona de esparcimiento en la guardería. El uso de toboganes, columpios, correpasillos, triciclos,… se convierte en una actividad diaria y frecuente dentro de la guardería.

Conocidos por todos es el desgaste al que se somete todos los elementos del patio ocasionado tanto por el número de niños que lo utilizan como por su tiempo de uso.

Por ello, recomendamos que los productos destinados específicamente a escuelas infantiles ofrezcan una mayor resistencia y durabilidad que aquellos cuya finalidad sea de uso doméstico.

¿Qué diferencias hay? ¿En qué he de fijarme?

Estas características de resistencia y durabilidad se alcanzan por medio de la materia prima empleada y del sistema de fabricación.

En este artículo, vamos a centrarnos en el más complejo y menos conocido: El sistema de fabricación. Trataremos de explicar la diferencia existente entre los dos sistemas de fabricación más comunes e importantes en este tipo de productos:

La fabricación por medio de rotomoldeo, empleada en los productos como marca LITTLE TIKES o STEP 2, frente a la fabricación por soplado (inyección).

La fabricación por rotomoldeo técnicamente es “el proceso donde un molde hueco es llenado con resina líquida o en polvo y rotado en dos direcciones en una cámara caliente, hasta que la resina cubre la superficie del molde y se cura formando una pieza”.

rotomoldeo

(Fuente: www.plastico.com)

Ver video http://www.youtube.com/watch?v=z0O4CEGKgZ0

La fabricación por soplado (inyección) es el proceso donde la materia prima se funde en un extrusor y se utiliza un tornillo del extrusor para inyectar la materia prima en el molde donde se enfría.

soplado-inyeccion

Ver video http://www.youtube.com/watch?v=VC7dn4XOIPM

Después de la información técnica vamos a lo que es más interesante, las conclusiones.

¿Qué sistema es mejor?

Nosotros destacamos los 3 principales motivos por los que la fabricación por rotomoldeo provoca una mayor durabilidad y seguridad frente a la de fabricación inyección, afectando directamente a la calidad de producto:

– Ofrece una mayor posibilidad de fabricar piezas grandes. Esta posibilidad favorece la fabricación de un producto en una sola pieza que con otros medios de fabricación (inyección) solo se conseguiría por medio de la unión de varias piezas.
– El proceso de fabricación permite una mayor distribución uniforme del material en el molde. Este hecho garantiza una homogeneidad en el grosor de las piezas. Variaciones en el grosor provoca la existencia de puntos débiles de roturas.
– Gracias al propio sistema de fabricación, las piezas poseen una mayor durabilidad y resistencia al rasgado y a tensiones externas. La materia prima no soporta las tensiones a las que se someten en el proceso de inyección.

Así que ya sabéis si queréis que vuestros juguetes para el patio sean lo más duraderos y resistente posibles intentad que estén fabricados por rotomoldeo y que tenga un plástico de máxima calidad. Nosotros para las guarderías, ludotecas y centros infantiles recomendamos el uso de marcas tan conocidas como Little Tikes y Step 2.

¿Qué os ha parecido? ¿Tendréis en cuenta esta recomendación a la hora de equipar vuestro patio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.